Chopo

La vida sale al encuentro
La vida sale al encuentro
¡Qué de hojas han caído la noche pasada, Platero! Parece que los árboles han dado una vuelta y tienen la copa en el suelo y en el cielo las raíces, en un anhelo de sembrarse en él. Mira ese chopo: parece Lucía, la muchacha titiritera del circo, cuando derramada la cabellera de fuego en la alfombra, levanta, unidas, sus finas piernas bellas, que alarga la malla gris. Ahora, Platero, desde la desnudez de las ramas, los pájaros nos verán entre las hojas de oro, como nosotros los veíamos a ellos entre las hojas verdes, en la primavera. La canción suave que antes cantaron las hojas arriba, ¡en qué seca oración arrastrada se ha tornado abajo! Juan Ramón Jiménez: Platero y yo.- CHOPO (foto jjferia).

El chopo es un árbol caducifolio, variedad de álamo, en especial el álamo negro, de tronco erecto con la corteza grisácea y rugosa, madera blanda, su hoja es de forma triangular o deltoide.

“Se reía, toda colorada, asomando la cara tras el chopo” (Rafael Sánchez Ferlosio: El Jarama).


NOMBRES VERNÁCULOS

  • CASTELLANO: Chopo, álamo negro.
  • EXTREMEÑO: Álamo negro.
  • ASTURIANO: Chopu, choupo.
  • GALLEGO: Chopo, choupo.
  • PORTUGUÉS:  Álamo negro, choupo.
  • CATALÁN: Poll, pollanc, pollancre.
  • VASCO: Eltzuna, zumarra, txopo.

NOMBRE CIENTÍFICO Y FAMILIA: Populus nigra (Salicaceae). El álamo blanco o alba (Populus alba) es la especie más conocida y corriente y se extiende sobre terreno de montaña media, sus hojas son blancas por el envés y verdes por la otra cara. El álamo negro (Populus nigra) es otra especie muy extendida en zonas húmedas algo más bajas que las del álamo blanco. El álamo temblón (Populus tremula) también es de rápido crecimiento, aunque alcanza menor altura, vive en zonas de media montaña y llega a escalar alturas superiores en valles protegidos.

ETIMOLOGÍA: Chopo y variantes viene del latín populus ‘este árbol’ a través de formas intermedias como poplo y plopo, segramente a través del gallego donde pl > ch (pluvia > chuvia). Populus nigra significa en latín ‘álamo negro’. El prototipo de la familia (salicáceas) es el sauce (latín salix-salicis).

ÉPOCA DE FLORACIÓN: Principio de primavera (febrero-marzo).

PARAJE Y FECHA DE OBSERVACIÓN: Sierra de la Demanda, Pineda de la Sierra, Brugos (3 de Julio de 20169.

HÁBITAT:  Valles, riberas fluviales y plantaciones de paseos y caminos.

USOS Y PROPIEDADES:  Se utiliza como ornamental y en la protección de riberas. La madera, blanca, blanda y ligera se ha empleado en embalajes, carpintería y fabricación de pasta de celulosa. Con las yemas, que tienen resinas, esencias y heterósidos (ácido salicílico), se preparaba, incorporadas a la manteca de cerdo junto con otras sustancias, el ungüento popúleo, que servía para calmar los dolores de las hemorroides; también se tomaba como sudorífico y diurético. La corteza también era usada como curtiente.

OBSERVACIONES:  Se distingue del álamo blanco por la corteza más oscura y agrietada y las hojas con el envés menos pálido. Asilvestrado en la Península Ibérica.

TOPONIMIA (FITOTOPÓNIMOS): El Álamo (M), paseo de la Chopera (Madrid).

PAREMIOLOGÍA Y ETNOBOTÁNICA:

  • En madera de chopo no entra el cepillo.
  • El ungüento popúleo o pomada del álamo negro es antihemorroidal (los ingredientes son las yemas o vástagos recientes del álamo negro macerados en la manteca de cerdo, las hojas del beleño, de siempreviva mayor, de violeta, de ombligo de Venus y de yerba mora.)

SABÍAS QUE…? Desde tiempos remotos las sustancias resinosas y la esencia que embadurnan las yemas de álamo negro -añadidas sobre manteca de cerdo y otras sustancias- se emplean para calmar los dolores de hemorroides. Dioscórides reflejó en sus escritos las admirables cualidades de esta planta para calmar el dolor: para ello se usaba el conocido “ungüento populeo” que se preparaba a partir de yemas de álamo negro, junto con manteca de cerdo; una vez macerada esta mezcla, se añadían hojas frescas de beleño, amapola, siempreviva, mandrágora, lechuga y violeta, todas ellas machacadas previamente. Este ungüento, que requería de una paciente elaboración, servía para templar o calmar el dolor, sobre todo de las hemorroides.


OBRA LITERARIA: «La realidad y el deseo» Luis Cernuda

EL CHOPO

Si, muerto el cuerpo, el alma que ha servido
Noblemente la vida alcanza entonces
Un destino más alto, por la escala

De viva perfección que a Dios le guía,
Fije el sueño divino a tu alma errante
Y con nueva raíz vuelva a la tierra.

Luego brote inconsciente, revestida
Del tronco esbelto y gris, con ramas leves,
Todas verdor alado, de algún chopo,

Hijo feliz del viento y de la tierra,
Libre en su mundo azul, puro tal lira
De juventud y amor, vivo sin tiempo.

Ya los olmos del camino
y chopos de las riberas
de los arroyos, que buscan
al padre Duero, verdean.

Antonio Machado: Otros días (Campos de Castilla)

la vida sale al encuentro

Anuncios

Escribe un comentario para destacar un aspecto que consideres relevante sobre esta especie.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s