Aulaga

AULAGA - foto jjferia
Aunque era la primera hora del alba, las ropas de cama estaban ya colgadas en las ventanas, y la calle no sólo barrida y limpia, sino regada y fresca en verano. A veces veía también Paco a la muchacha. La saludaba al pasar, y ella respondía. A lo largo de dos años el saludo fue haciéndose un poco más expresivo. Luego cambiaron palabras sobre cosas del campo. En febrero, por ejemplo, ella preguntaba: ―¿Has visto ya las cotovías? ―No, pero no tardarán -respondía Paco- porque ya comienza a florecer la aliaga (Ramón J. Sénder: Réquiem por un campesino español).- foto jjferia.

Aulaga o aliaga es el nombre común de diversas especies del género genista, arbustos pertenecientes a la familia de las leguminosas, con ramillas erizadas de numerosas espinas muy punzantes y flores amarillas.

Lógicamente pensó que se le habían quedado amagadas en alguna aliaga o maleza, por lo que decidió regresar cazando muy despacio”. Carlos Gracia Monterde (Tras la caza menor).


NOMBRES VERNÁCULOS INESPECÍFICOS: Aulaga, aliaga. abulaga, albulaga, arbulaga, ulaga, argoma, tojo.

  • EXTREMEÑO: Albolaga, albulaga, arbolaga.
  • ASTURIANO: Árguma, cotolla, gancella.
  • GALLEGO:
  • PORTUGUÉS: Tojo do sul,
  • CATALÁN: argelaga,
  • VASCO: Elorri-kriska

NOMBRE CIENTÍFICO Y FAMILIA: Genista hirsuta (imagen); Otras especies son G. florida, G. angélica, G. hispánica, G. Scorpius (Leguminosae).

ETIMOLOGÍA: El origen del aulaga, aliaga y variantes hay que buscarlo en el árabe alǧawláqa (a través del mozárabe y árabe hispano alyiláqa, ‘la misma planta o especie’. El nombre latino de esta planta es genista, de donde lo tomó el nombre genérico, el específico hirsuta significa ‘peluda, vellosa’.

ÉPOCA DE FLORACIÓN: Desde comienzo de la Primavera.

PARAJE Y FECHA DE OBSERVACIÓN: Los Albolagares: Feria, Extremadura (20 – Abril – 2010).

HÁBITAT: Sotobosque de encinar y alcornocal.

USOS Y PROPIEDADES: Combustible, Chamuscar el cerdo en la matanza para eliminar las cerdas. Tintorería: para teñir la lana y el lino de un hermoso color amarillo permanente.

OBSERVACIONES: La albolaga (Genista hirsuta) abunda en Extremadura (SO de la Península).

PAREMIOLOGÍA Y ETNOBOTÁNICA:

  • Amor de ramera y fuego de aulaga, pronto se enciende y pronto se apaga.
  • Si vas a comprar la heredad, la jumenta al junco, o aliaga, has de atar (Correas).

TOPONIMIA (FITOTOPÓNIMOS): Los Albolagares.

SABÍAS QUE…?

La albolaga es una ‘planta leguminosa de flores amarillas armada de espinas muy punzantes’. De ella deriva albolagar que es ‘un terreno donde abunda este matojo’, colectivo de arraigo en la toponimia local: Los Albolagares.
Se emplea para encender el fuego y, en la matanza, para chamuscar el cerdo, ya que en invierno cuando está seca arde muy bien (en primavera reverdece y echa unas flores amarillas). El refranero nos avisa de que “Amor de ramera y fuego de albolaga, pronto se enciende y pronto se apaga”.
En el ámbito castellano, se denominan aulaga y aliaga diversas especies de matas espinosas de esta misma familia­. Su origen hay que buscarlo en el árabe alǧawláqa (a través del mozárabe y árabe hispano alyiláqa, ‘la misma planta o especie’).
Muy frecuente en Badajoz es la variante arbolaga.
Finalmente, albulaga sería la forma propia de la zona de Guareña puesto que la emplea Luis Chamizo en su poema «Extremadura», aludiendo al pleito entre un pobre campesino que defiende la propiedad de su pequeña parcela frente a la rapiña del terrateniente que la quiere usurpar:  Tierra de mis quereles, tierra bravia, / matorral de jarales y d’albulagas … [ VER MÁS ]


OBRA LITERARIA: «Judíos, moros y cristianos» de Camilo José Cela.

El aire que rodea al vagabundo todavía huele, con un olor tenue y nutricio, al alfandoque de queso y anís, y a los sequillos de azúcar, y a la charamusca de caramelo rizado, y al tierno bizcochuelo mamón, y al nuégado que se adorna con miel, y al tímido y dulce besico de monja, y al aleluya con el nombre de la novia pintado con merengue y cabello de ángel. El aire que queda más allá del vagabundo también huele, a veces, a suave tierra fresquita, y al lejano aliento del ganado, y a las doradas, y a las blancas, y a las azules florecillas del monte: el espino y la aliaga, la retama, el romero, el espliego, la mejorana, la jara.

Tierra de mis quereles, tierra bravia,
matorral de jarales y d’albulagas
que yo regué de mozo con mis suores
y con mis lágrimas;
dime: ¿quién es tu amo,
cachino e tierra de mis entrañas!

Luis Chamizo: Extremadura

la vida sale al encuentro

Anuncios

Escribe un comentario para destacar un aspecto que consideres relevante sobre esta especie.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s