Espino albar

La vida sale al encuentro
La vida sale al encuentro
Román conducía muchas veces por la brida el caballo de la reina, y entonces ésta le daba las gracias con una dulce voz y una mirada tierna. Después cogía Román las flores que hallaba en su camino y formaba ramos, cuyo perfume aspiraba con embriaguez doña Leonor. Una vez vio entre unas rocas un espino florido, y desgarró sus ramos con tanta precipitación que las puntas agudas de que estaba revestido se clavaron en sus dedos e hicieron brotar su sangre. La reina lo observó cuando el caballero la presentó las flores sin espinas, y sus ojos se llenaron de lágrimas. Carolina Coronado: Jarilla.- ESPINO ALBAR (foto jjferia).

El majuelo o espino albar es un arbusto de la familia de las rosáceas de ramas espinosas. flores pequeñas, blancas y olorosas que se utilizan para infusión y fruto en bayas rojas.


NOMBRE CASTELLANOEspino albar, espino blanco, espinera, majuelo, majoleto, aguapero.

EXTREMEÑO: Guapero, manjolino, tilero (⇒ Aquí se dice así).
ASTURIANO: Espinu, espineira.
GALLEGO: Espiño, espiñeiro, estripo, estripeiro.
PORTUGUÉS: Espinheiro-branco, pirliteiro.
CATALÁN:  Espín blanc, espinalb, arç blanc.
VASCO: Abillurri, arantza, elorri zuria.

NOMBRE CIENTÍFICO Y FAMILIA: Crataegus monogyna (Rosaceae).

ETIMOLOGÍA: Espino y variantes hace referencia a las numerosos y lacerantes pinchos o espinas (latín spina) de sus ramas. El genérico Crataegus (del latín crataegus ‘acerolo, arbusto de este género’, de origen griego krátaigos, quizá derivado de kratós ‘fuerza, vigor’ por la dureza de su madera); el específico monogyna, de mono ‘uno’ y gynos ‘pistilo’ con una semilla.

ÉPOCA DE FLORACIÓN: Desde mediados al final de la primavera, sus bayas maduran a partir de septiembre.

PARAJE Y FECHA DE OBSERVACIÓN: Rivera del Guadajira, Feria (23 – Mayo – 2013).

HÁBITAT: Suelos frescos de borde de arbolados, caminos y arroyos.

USOS Y PROPIEDADES: Las flores son consideradas como un excelente tónico del corazón y del aparato circulatorio; son sedantes y antiespasmódicas y contribuyen a minorar la presión sanguínea. Además no tienen ningún peligro de acumulación ni de toxicidad. Con la madera dura y resistente se hacen instrumentos como flautas y dulzainas y otros utensilios como husos para hilar, estacas, etc. Leña para cisco.

OBSERVACIONES: Los frutos, drupas de color rojo, maduran en septiembre. Caducifolio, espinoso, hoja lobulada y flor blanca.

PAREMIOLOGÍA Y ETNOBOTÁNICA:

En la tradición vasca le atribuye al espino (arantza) con bastante éxito la cualidad de protector frente al rayo.
La Virgen de Arantzazu, patrona de Guipúzcoa, fue encontrada sobre un espino albar por un pastor.
Arantza beltzak zornatu, elorrarantzak osatu (Lo que el espino negro infecta, el espino albar sana).
Las calenturas se curan colocándose en la cabeza púas de espino que tienen forma de cruz (Andalucía).
Pedir uvas al espino es desatino (Pedir peras al olmo o uvas al espino es un gran desatino).
Según una leyenda la corona de Cristo fue hecha con ramas de espino blanco.

TOPONIMIA:

ASTURIAS: Los Espinos, Espinosa
CASTILLA Y LEÓN: Hoyos del Espino (ÁV), Espinosa de los Monteros, Espinosa de Cervera (BU), Espinama, El Espino, Vega de Espinareda, Valdespino de Somoza (LE), El Espinar (SG).
EUSCADI: Arantzazu (lugar d espinos).
GALICIA: Espiño (Ou).
NAVARRA: Espinal.

SABÍAS QUÉ…? Las flores del espino albar tienen propiedades tranquilizantes.

Infusión de espino albar: Pon agua en un recipiente y llévalo a hervir. Cuando hierva, apaga el fuego y añade la cucharadita de flores de espino albar. Tapa el recipiente y déjalo reposar unos cinco minutos aproximadamente. Finalmente cuélala y endúlzala al gusto (aunque lo preferible es tomarla sin endulzar).


OBRA LITERARIA: «La torre herida por el rayo» de Fernando Arrabal.

Nuria y Soledad esperaron la hora en que Tarsis salía de su taller, buscando retoños de espinos. Querían crear en la terraza un murete empedrado arrebozado de majoletos y rosas silvestres. Al espino albar, con sus diminutas flores blancas en corimbos y sus hojas picantes y aserradas y su leve aroma tan fragante, literalmente, le idolatraban. Se miraban en él como en un espejo.
Nuria sabía muy bien dónde y cómo iba a plantar los brotes de espino albar y los retoños de majoleto. Formaría con ellos una corona levantisca. Soledad ya había dado un nombre a cada uno de los doce rebrotes. Las dos estaban convencidas de que todos iban a retoñar en el murete de la azotea. Durante los primeros días, les cantarían canciones de cuna y luego, cuando se fueran haciendo a la casa, Tarsis vendría a piropearlos con su vozarrón tan cariñoso.

De ella nació un rosal blanco,
de él nació un espino albar;
crece el uno, crece el otro,
los dos se van a juntar.

Anónimo: Romance del Conde Niño




la vida sale al encuentro

Anuncios

Escribe un comentario para destacar un aspecto que consideres relevante sobre esta especie.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s