Culebra de herradura

Borrego- Pilar Manceñía, Feria
Alicante: Espécie de culébra conocida en tierra de Sevilla, corta como de vara y média, gruessa como la pierna de un hombre, la cabeza mayor de lo que corresponde á este tamaño. Tiene muchos dientes como colmillos de gato, la piel manchada de pardo obscuro sobre campo ceniciento, y en alguna se ha visto verde claro: las labores que forman las manchas son como en la víbora. Es ferocísima, y embiste aunque no la inquieten. Su veneno es mortal, y á más de esto es tanta su fuerza, que suele despedazar y matar á un hombre. Hállase rara vez. Diccionario de la Lengua Castellana. Tomo I que contiene las letras A y B. 1726. (foto jjferia).

NOMBRES VERNÁCULOS:

  • CASTELLANO: Culebra de herradura, culebra de las rocas, culebra ratonera.
  • EXTREMEÑO: Alicante, culebra
  • ASTURIANO:
  • GALLEGO:
  • PORTUGUÉS: Cobra-ferradura.
  • CATALÁN: Serp de ferradura, colobra de ferradura.
  • VASCO:

NOMBRE CIENTÍFICO Y FAMILIA: Hemorrhois hippocrepis (Colubridae).

ETIMOLOGÍA: El nombre extremeño de alicante procede del portugués licançolicranço o alicanço ‘un eslizón, lución, un reptil’, llamado liso en Extremadura, que, como todos los reptiles,  tanto excita la imaginación popular atribuyéndole una desmedida e irracional peligrosidad (Si el liso viera y la víbora oyera, no habría hombre que al campo saliera). Culebra de herradura por marca característica en forma de herradura que tiene en la parte posterior de la cabeza. El nombre genérico Hemorrhois procede del griego haimorroîs ‘hemorroide, flujo de sangre’. El nombre específico hippocrepis se compone del griego hippos ‘caballo’ y de krepis ‘herradura o calzado humano’.

DEFINICIÓN:Culebra de herradura, ofidio de cabeza ovaladada con una hilera de grandes rombos oscuros a lo largo del dorso sobre un fondo verdoso, tiene una marca en forma de herradura en la parte posterior de la cabeza.

ÉPOCA DE REPRODUCCIÓN: Primavera, principio del verano (Mayo-julio).

PARAJE Y FECHA DE OBSERVACIÓN: Borrego, Pilar Manceñía, Feria (28 – Octubre – 2009).

HÁBITAT: Zonas rocosas en espacios abiertos y bien soleados, más abundante en el sur de la península.

COSTUMBRES Y DIETA: Manchas oscuras a lo largo del dorso, el fondo gris claro de los jóvenes como el ejemplar de la foto se va oscureciendo con la edad.  Se alimentan de una gran variedad de vertebrados, principalmente mamíferos, aves y reptiles. De hábitos diurnos, durante los meses de mayor calor hace vida crepuscular y nocturna. Es muy rápida y escurridiza, se desplaza por el suelo y puede trepar por rocas, árboles y paredes. Si nos topamos con ella huye a esconderse, pero si se ve acorralada se enrosca y ataca mordiendo a quien la molesta pues es muy agresiva e irascible.

OBSERVACIONES: También frecuenta las construcciones humanas causa de numerosas bajas. No es venenosa, pero a veces se confunde con una víbora por el diseño dorsal.

PAREMIA Y ETNOGRAFÍA:

Si te pica el alicante, llama al cura que te cante.

TOPONIMIA (ZOOTOPÓNIMOS): Sin localizar.

EN LA WEB: https://blogosferia.wordpress.com/2015/02/19/alicante/

Se asigna el nombre de alicante a un reptil ofidio. Se trata de un animal algo misterioso que se presta a fantasías: Todos lo nombran, todos lo temen por los efectos de su ataque y mordedura, pero nadie lo ha visto. Algunos relatan la leyenda de la culebra que se desliza desde el tejado y, penetrando en las alcobas por el techo, llega hasta el regazo de la recién parida para mamar del pecho mientras mete el rabo en la boca del crío para que no llore…

CITA LITERARIA: Antonio Reyes Huertas: Cuentos y estampas campesinas extremeñas (Trufas baratas).

De pronto Turón dio un grito, sacudió la mano y sin dejar de saltar se la llevó a la boca como reprimiendo el dolor.
Acudió Amparo desemblantada a su remedio:
—¿Un alacrán?
—¡No! Peor todavía: una víbora o un víboro, porque tenía la cabeza más abultá que las jembras. Estaba ahí junto al cardo y no la vi, y al sacar la criaílla levantó medio cuerpo, balanceó la cabeza, atacó y picó aquí desapareciendo entre las coscojas. Pero es un dolor que no se puede resistir.
Mostraba el dedo índice con una gotitas de sangre. Lo sacudía fuertemente y de nuevo volvía a morderlo con una superstición arraigada en los campesinos. […]
—Vámonos —exclamó Amparo— Corriendo, que te vea la saludaora de Landrán. ¿Tú sabes que fue víboro?
—Víboro, como pa hacerse pronto alicante. Con las placas de la cabeza verdosas y las rayas del cuerpo festoneás. Tuve tiempo de verlo bien cuando corría.

PRESENTACIÓN Y FOTOGRAFÍA: jjferia [ Leer el paisaje ]

MÁS INFORMACIÓN: [ Aquí ]

la vida sale al encuentro

Anuncios

Escribe un comentario para destacar un aspecto que consideres relevante sobre esta especie.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s