Cardencha

CARDENCHA - foto jjferia
Y se adivinaban, al otro lado de la casa, todo verde, un filodendro grande y unos pelargonios sin flor. Descolgándose desde la casa a la carretera, en una pronunciadísima rampa, una espesa vegetación de cactos, tuneros, berodes, bejeques de flor carnosa, pitas, cardones, helechos, vinagreras, gasias. Lot señalaba con el dedo cada una de las plantas y las nombraba. Dudaba alguna vez. Yo cometía la intrepidez de apuntarle. Él, sin mirarme, sonreía y aprobaba con la cabeza. Antonio Gala: Los invitados al jardín.- CARDÓN  o CARDENCHA (foto jjferia).

El cardón o cardencha es una planta de hojas espinosas que abrazan el tallo erecto, en cuyo extremo echa unas flores purpúreas reunidas en cabezuelas espinosas, semejantes al erizo que se usan para cardar.

“También le rascaba la espalda con un cepillo de púas de cardencha”. (Fulgencio Argüelles: Letanías de lluvia)


NOMBRES VERNÁCULOS: Cardencha, cardoncha, cardón, cardo cardador, peine de bruja, peine de culebra.

  • EXTREMEÑO: Cardincha.
  • ASTURIANO: Cardenca.
  • GALLEGO: Cardencha.
  • PORTUGUÉS: Cardo-cardador. Cardo-penteador.
  • CATALÁN: Cardó, cardot, cardet.
  • VASCO: Astakario.

NOMBRE CIENTÍFICO Y FAMILIA: Dipsacus fullonum (Dipsacaceae).

ETIMOLOGÍA: Cardencha procede del latín cardincŭlus, diminutivo de carduus ‘cardo’. Cardo cardador alude a que se usaban para cardar. Dipsacus nombre latinizado del griego dípsakos que quiere decir ‘sedienta’ (derivado de dipsa ‘sed’) porque las hojas basales forman una especie de recipiente que recogen el agua llovediza y del rocío como si la destinaran a abrevarla; follonum significa ‘completo, lleno’.

ÉPOCA DE FLORACIÓN: Junio-julio.

PARAJE Y FECHA DE OBSERVACIÓN: Pineda de la Sierra, ribera del río Arlanzón (25 – Junio – 2016).

HÁBITAT: Sobre suelos arcillosos, en zonas incultas, en prados frescos, y en las cercanías de los ríos.

USOS Y PROPIEDADES: Antaño se empleaba para cardar la lana antes de hilarla. Ornamental: Arreglos florales secos. Favorece la eliminación de ácido úrico y de otras sustancias de desecho que circulan por la sangre.

OBSERVACIONES: Sus semillas resultan un importante alimento para algunas especies de pájaros, como los jilgueros o cardelinas (carduelis carduelis).

PAREMIOLOGÍA Y ETNOBOTÁNICA: Las cabezas o cabezuelas de la cardencha se han usado para cardar la lana, de ahí que uno de sus nombres comunes, cardo cardador, derive de dicho uso tradicional.

TOPONIMIA (FITOTOPÓNIMOS):

  • Extremadura: La Cardenchosa.

SABÍAS QUE…?

La gran variedad de nombres comunes o vulgares con los que es conocida esta planta, da idea de sus amplios usos populares, de los que los más conocidos, además del de cardencha, son los de cardo de cardadores y cardo de cardar, en alusión a la utilización de esta planta para cardar el algodón y la lana de prendas de este tejido, por sus cualidades naturales para deshilacharla dándole un aspecto plumoso, sistema que se utiliza particularmente en la confección de tejidos de lana de bebes como chaquetillas y gorros. También es conocida con nombres tan sugerentes como los de aguabendita, abrepuño o baño de Venus, la labrum Veneris, como era conocida esta planta entre los romanos, por la forma que recordaba los baños de las damas nobles de Roma.


OBRA LITERARIA: «Nuestro Padre San Daniel» gabriel Miró.

Don Daniel se internó en el cojín, y se distrajo mirando las hierbas de las orillas de su camino, en las que nunca reparó como botánico. Todas le saludaban ofreciéndosele como vecinas. Salía la centaura escabiosa con sus pezones apretados de capítulos de flores moradas y las hojas de ojivas, las lanzas de la cardencha, con su pan de pluma de un matiz de fresa entre una corona de púas; el cardo de flor gorda que cuelga pensativamente, solicitada de las abejas, ya toda la mata membranosa; las blancas estrellas de la matricaria de botón de oro; la bellorita de botón bordado, de hojas cándidas y sonrosadas en el envés, las estelarias trémulas y frágiles; la cebadilla salvaje que se ponen los muchachos en el borde de la manga y ella se va subiendo hasta salirse por el hombro; el diente de león; las malvas; las campanillas de los trigos; la reseda de espigo amarillenta; las sierpes de los zarzales; las gramíneas suavemente luminosas…

Las lanzas de la cardencha,
con su pan de pluma de un matiz de fresa
entre una corona de púas.

Gabriel Miró: Nuestro padre San Daniel

la vida sale al encuentro

Anuncios

Escribe un comentario para destacar un aspecto que consideres relevante sobre esta especie.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s